¡Las velas al viento!

¡Las velas al viento!
11 junio, 2013 Maria Gilabert Hernando

 

La vela y los deportes son un interesantísimo ejemplo de lo que sucede en la vida y a partir de los que, si observamos con atención, podemos aprender muchísimo.

Para poneros en situación, sigo de cerca el barco PIX1 (categoría Platu25) y esta temporada va a participar en las regatas del circuito nacional e internacional que se celebran en el territorio nacional (Trofeo la Reina, Copa del Rey, Mundial, etc.)

A través de un ejemplo que observé en el entreno de este fin de semana pasado quiero explicaros algo que sucede día a día en nuestras cabezas, en nuestras empresas, en nuestras familias, en nuestros equipos deportivos y en todos los entornos que nos podamos imaginar.  El hecho de actuar de forma incorrecta en situaciones como la que describiré y “dispersarnos” hace que perdamos partidos, que disminuyan las ventas, que perdamos empleados, rompamos relaciones, perdamos oportunidades, suframos sin necesidad, etc. Sin embargo, si aprendemos a centrarnos en el instante, a unir fuerzas y a actuar de la mejor forma posible emprenderemos el camino hacia la satisfacción personal y hacia el éxito.

En el entreno del pasado domingo, 9 de junio, las condiciones meteorológicas no estaban muy claras, la incertidumbre reinaba en el cielo (cabe decir que es el tiempo que se presenta en Cataluña últimamente… no sabemos si ponernos el biquini o el abrigo). Tan pronto como salía el sol, éste desaparecía. De repente llovía y de repente se iban las nubes y los rayos del sol invadían el mar. No obstante, todo había sido organizado para que el entreno se llevara a cabo, además, un fotógrafo había sido contratado para realizar una serie de trabajos durante este entreno. Al ver que, a pesar de que las condiciones fueran difíciles, no arriesgaban la vida la tripulación decidió salir al mar a realizar su entreno.

Se enfrentaron al mar con un fuerte viento (de más de 20 nudos) que cambiaba repentinamente de dirección y de intensidad sin previo aviso. La salida del puerto fue complicada, el viento sopló hacia un lado, luego, repentinamente cambió de dirección y fue hacia otro… el patrón tuvo que tener la mente fría y clara, dar órdenes directas a su tripulación y saber reaccionar ante situaciones de incertidumbre, ante estímulos imprevistos, actuar bajo tensión y riesgo de la mejor forma posible, la claridad mental y la atención eran imprescindibles. El puerto era estrecho, casi se chocan con los barcos que estaban amarrados, pero uniendo fuerzas consiguieron girar y esquivarlos, pudieron controlar el barco. Una vez creían que todo estaba controlado y que ya salían del puerto… la fuerza del viento volvió a sorprenderles nuevamente sin previo aviso y parecía de nuevo que podía con ellos… ¡el barco dio una vuelta sobre sí mismo! ¡parecía que iban a chocar contra el muelle! pues aún no habían conseguido salir totalmente del puerto pero en el último instante, siguiendo las órdenes del patrón, volvieron a conseguir controlar el barco y finalmente… ¡salieron al mar pudiendo cumplir sus objetivos a pesar de los obstáculos que se encontraron! ¡Lo consiguieron a pesar de las circunstancias meteorológicas! Y aunque es cierto que los momentos más difíciles fueron la entrada y la salida del muelle, debo decir que eso no fue todo, pues el entreno fue largo y se tuvieron que ir adaptando, momento a momento, a las circunstancias meteorológicas, totalmente variantes, a las que tuvieron que enfrentarse en cada instante.

Pues así es la vida, debemos ajustar las velas al viento y adaptarnos a las circunstancias, al mercado, al entorno y a la realidad que nos toque vivir. No puedes esperar a que haga sol, a que haga calor… a que venga viento… o a que vengan las condiciones que mejor te vayan, tampoco puedes hacer que el puerto tenga las medidas que tú quieres ni que se adapte al recorrido que tu vas a hacer… pues las cosas son como son y podrás hacer y decidir hasta un punto… lo que puedas hacer… ¡hazlo! y lo que no… ¡acéptalo y gestiónalo lo mejor que puedas! ¡lucha por tus objetivos! El entorno es cambiante y debemos adaptarnos a él y cuanto antes lo aceptemos y lo aprendamos a gestionar, antes empezaremos a disfrutar, a ser felices y a alcanzar el éxito.

En una regata (carrera entre embarcaciones), no sólo debes adaptarte a las condiciones  meteorológicas sino que además debes ir observando a los contrincantes, observar el ángulo de sus velas para ver qué viento cogen y qué posición tienen y decidir si te interesa coger también su camino o si te supondría más tiempo y esfuerzo esa decisión que el beneficio que te podría dar, has de tomar decisiones y llevarlas a cabo en el instante, no hay tiempo para pensar en tus penas… en lamentarse por el pasado o por el error que has cometido hace 5 minutos… debes actuar de nuevo ¡YA! ¡Déjate de historias! ¡Debes estar aquí y ahora! ¡Cada pequeño detalle es importantísimo, puede ser crucial! Tampoco puedes pensar… ¡yo soy más listo que “este” o que “el otro”, soy más guapo, más bueno, más… ¡más nada! ¡no importa eso ahora! ¡no se está evaluando nada de eso! ¡cada uno tiene que hacer un papel concreto en una situación concreta! ¡tú tienes una posición concreta y un papel muy importante en el barco, debes saber cuál es tu lugar y desempeñar tu rol (función) para conseguir que el barco navegue de la mejor forma posible! ¡Sois un equipo! Y, además, identificando tu papel y centrándote en desempeñarlo de la mejor forma posible podrás realizarlo mucho mejor y disfrutar de las sensaciones que te proporciona la naturaleza, del riesgo, de la superación, del aprendizaje de cada experiencia, de cada sensación…

Es muy importante que en todo barco exista un capitán, que marque los objetivos de forma clara, directa, concisa y sin contradicciones de otros, que tenga una visión clara, estratégica, que sepa tomar decisiones, asumir responsabilidades, gestionar el equipo y que éste crea y confíe en él. El papel de cada uno de los integrantes del equipo es importantísimo y deben saberlo, no es una competición entre ellos, pues cada uno debe saber cuál es su rol y la importancia de éste. No es más importante el papel del líder, pues sin cada uno de los tripulantes, el barco no iría a ninguna parte. Cada uno tiene un papel clave y es importante que sean conscientes de que la coordinación es básica y que realmente es el conjunto lo que saca el barco adelante, no cada uno de ellos por separado.

Ganar las regatas está muy bien, pero si consiguen ser la mejor versión de sí mismos… ¡habrán conseguido ganar su partida! Recuerda… ¡Gana tu partida, gana tu vida! http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/03/17/gana-tu-partida-gana-tu-vida/

La vela es como la vida misma… ¡es cuestión de liderar de forma estratégica e inteligente! ¡es cuestión de unir fuerzas! Y sobretodo… ¡Es cuestión de instantes! Así que…

¡Atención! ¡ajusta las velas al viento que venga en vez de esperar a que venga el viento que quieres y gana tu partida, gana tu vida!

En referencia a la tripulación del barco PIX1 debo decir que… ¡Gran equipo! ¡Dan lo mejor de ellos! Cada vez más sincronizados entre ellos, pensando y actuando de forma autónoma para asegurar que todo se ejecuta de forma fluida y perfecta!  ¡Muchas gracias a todos por vuestra implicación! ¡Se nota vuestra pasión por la vela! Gracias Aleix, Agustí, Miquel, Nuria, Arianna y a los que, a pesar de que probablemente no participaréis en las regatas, habéis venido algunas veces a los entrenos para que el barco pudiera salir adelante, Silvia, Alba, Lara, Maria, etc.

María Gilabert Hernando

Imagen

Os dejo un video del 40 trofeo de vela Conde de Godó que se celebró en Barcelona hace dos semanas para que os podáis visualizar cada vez que tengáis que afrontar la incertidumbre de la vida, sea cual sea vuestra situación: http://www.trofeocondegodo.com/es/galeria/videos/2013/3

 

María Gilabert Hernando

13 Comentarios

  1. Myriam Sánchez Nocea. 5 años hace

    ¡¡¡Que gusto da leerte María¡¡ Siempre positiva y buscando el lado bueno de las cosas. Si me lo permites, me quedaré con el título para convertirlo en mantra ante las dificultades.

    • psicologiafeliz 5 años hace

      ¡Muchas gracias, Myriam! ¡Es genial recibir un comentario como el tuyo! ¡Transmites mucha energía positiva! 🙂 ¡Por supuesto que puedes quedarte con el título para todo lo que te sirva, me alegra que te sea útil! ¡Un saludo! 🙂

  2. Excelente comparación, no conozco mucho el mundo de las embarcaciones a pesar de ser un enamorado del par, submarinista por aficion y PLAYERO de corazón, jamás he subido a un velero… Pero de que me he tendio que adaptar a los cambios de mi vida, pues me ha tocado y este post lo unico que ha hecho es ratificar que cada día es vital observar-SE y conocer-SE para poder saber que ordenes dar a nuestro equipo interior y evitar quiebres emocionales…

    Infinitas gracias por compartir…

    Bendiciones
    Bilko
    @ElMonjeUrbano

    • psicologiafeliz 5 años hace

      ¡Hola Bilko!

      ¡Me alegra mucho que hayas entendido el mensaje que quiero transmitir! Como bien dices, va mucho más allá de los veleros… la idea es que cada uno lo interprete sacando lo que le vaya a servir a él mismo: liderándose a sí mismo (las diferentes partes que tiene uno mismo), liderando su equipo deportivo, liderando su empresa, siendo integrante de una empresa y no pudiendo asumir otro rol que el que tiene, encontrándose en un mercado estancado y esperando una oportunidad que nunca llega… Hay mil y una situaciones en las que se puede aplicar el artículo, por lo que espero que cada uno sepa sacar lo mejor de éste para sí mismo, pues es el objetivo del blog, más allá de los temas concretos que trate.

      ¡Muchas gracias por saber interpretar el mensaje y apreciarlo! 🙂

      ¡Un saludo! 🙂

      P.D. Nunca he probado el submarinismo, pero tiene que ser increíble la sensación de estar sumergido en el mar observando la naturaleza… ¡espero que lo estés disfrutando mucho! 🙂

      • Feliz miércoles… de nada y gracias a ti por compartir… para mi también va más allá de lo que lograr con terceros, es algo más intimo, de hecho hoy publique al respecto… creo que estamos en sintonía.

        El submarinismo es sensacional, salvo el ruido de las burbujas (cosa que está pronta a desaparecer) el ruido sordo bajo del agua es extraordinario.

        Cuando me conecte con los veleros te lo haré saber…

        Exitos
        Bilko

    • psicologiafeliz 5 años hace

      ¡Gracias, Bilko! Muy buen post también el tuyo. Lo que más me ha gustado… “las respuestas están dentro de ti”. Totalmente cierto… y también es verdad que acostumbramos a buscarlas fuera. ¡Buena reflexión! 🙂

      Espero que pronto puedas disfrutar del submarinismo con el “ruido sordo” que tanto te gusta bajo el agua del mar!! 😉

      ¡Un abrazo!

  3. bodicha 5 años hace

    Me encanta la sencillez con la que explicas algo tan grande y valioso, muy buen post

    • psicologiafeliz 5 años hace

      ¡Muchas gracias! ¡Me alegra que te guste! 🙂 ¡Un abrazo! Espero que esas bodas estén yendo genial! 😉

  4. pablosastre26 5 años hace

    Enhorabuena María por el post.

    Hace tiempo que también quería escribir una relación entre la vela y el mundo laboral/empresarial, pero mi desconocimiento en el mundo de la navegación hacía que no me terminara de gustar lo que escribía.
    Una vez leída tu entrada, creo que no podría explicar mejor como la vela refleja la capacidad de trabajar en equipo, la complementariedad de roles y funciones, y la rápida adaptación a las circunstancias para superar las adversidades.

    Gracias por compartir

    • psicologiafeliz 5 años hace

      ¡Muchísimas gracias, Pablo! ¡Qué ilusión leer tu mensaje! 🙂 La verdad es que la vela refleja la capacidad de trabajar en equipo, la complementariedad de roles y funciones, y la rápida adaptación a las circunstancias, tal y como comentas. Pero realmente, si prestamos atención, podemos observar todo esto también a través de muchos deportes y de muchas situaciones en nuestro día a día. ¡Me alegra que te haya gustado! 🙂 ¡Un abrazo!

  5. Milton Roy 4 años hace

    Reblogged this on La mutación Neomura and commented:
    la adaptabilidad marca el grado de evolución que hay en una persona, la capacidad de adaptarnos mas y mejor a diferentes medios y situaciones nos hace evolucionar y de hecho es de lo que trata la teoria de la evolucion de Darwin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas que las utilizemos. Más información aquí.