Mismo fondo, diferente forma

Mismo fondo, diferente forma
14 octubre, 2016 psicologiafeliz

Hace un par de semanas comenzaba Premier League, o lo que es lo mismo la segunda entrega por capítulos del duelo en los banquillos entre Pep Guardiola y José Mourinho, quienes en esta ocasión además compartirán ciudad, Manchester, en donde intentarán llevar a sus respectivos equipos a la máxima gloria, cuatro años después de que el de Santpedor acabará “burnout”, después de cuatro años de máximo desgaste físico y emocional.

Seguro que muchos de Uds ya están deseosos de volver a disfrutar de los enfrentamientos ·derbys” entre el Manchester City y el United, donde cada uno de estos estrategas, tal cual maestros aventajados de Gary Kasparov y Anatoli Karpov volverán a mover sus piezas sobre el tablero de la forma que mejor le convenga a su equipo, pero siempre fieles a sus respectivos estilos.

bevalue2

Pero más allá del resultado, que en definitiva responde al objetivo último de cada uno de ellos, está la supremacía por ser el mejor líder o gestor de equipos a nivel mundial, partiendo ambos de diferentes modelos y estrategias que a continuación os detallamos en mayor profundidad.

VALORES Y FAIR PLAY

Para Mourinho, tal cual Maquiavelo todo vale con tal de ganar “el fin justifica los medios”, desde presionar a los árbitros en un parking, amenazar a periodistas en ruedas de prensa, sacar listados con errores de los árbitros, calendarios, etc..

Mourinho parece que nunca tuviera culpa de las derrotas de su equipo, y es muy normal verle hacer uso de un locus of control externo ( culpar a los demás de sus derrotas o resultados no conseguidos).

bevalue3

Digamos en términos comparativos que si los llevamos a la liga argentina de hace años sería una especie de Carlos Bilardo, el famoso técnico argentino que en la liga española pasó a la fama por aquella mítica frase “písalo”, refiriéndose a un contrario de un equipo rival.

A Mourinho no le importa lo que los demás piensen de él, su EGO y su personalidad están por encima de todo, es más, diríamos que le gusta ir de rebelde, y atraer la atención sobre su persona, sobreactuando en muchas ocasiones, para así liberar a sus jugadores de presiones externas, aunque en algunas ocasiones no de la forma más ética y moral posible.

Guardiola quiere ganar jugando bien, fiel a su estilo, y respetando a todos los rivales por igual.

Es crítico consigo y busca siempre dónde puede estar ese error o acción no ejecutada de la mejor manera posible, para poder corregirla y que en el próximo partido pueda ser mejor.

La ética es parte de su trabajo, y rara vez pierde los papeles, preocupado por el ejemplo que pueda darle a la gente que disfruta viendo este deporte.

COMUNICACIÓN

Mourinho siempre parece enfadado, y pocas veces habla de fútbol, aprovecha cada rueda de prensa para lanzar dardos envenenados a quien corresponda, de hecho en gran parte de su última temporada en Madrid mandó en muchas ocasiones a su segundo Karanka a sustituirle en las mismas.

Aprovecha la comunicación como nadie para conseguir lo que él quiere, como el gran estratega que es.

Guardiola por su parte es un sabio de este deporte, capaz de estar hablándote de tácticas de los contrarios, de por dónde vienen sus peligros, de los jugadores rivales que más daños les puedan causar (y siempre llamándoles por su nombre), y casi siempre con un respeto y conocimiento de este juego que está fuera de toda duda.

bevalue4

Guardiola y Mou sin embargo se parecen más de lo que puede verse en los medios. Les diferencian las formas pero no tanto el fondo. Basta analizar su lenguaje corporal para comprobarlo.

PRESIÓN A SUS JUGADORES

Mourinho es partidario de sacar el máximo de sus jugadores en poco espacio de tiempo, los castiga mucho tanto a nivel físico como psíquico.

Dentro del equipo suele crear una gran disparidad de opinión entre los que van a muerte con él y los que están contra él, sin temblarle el pulso lo más mínimo para cargarse a jugadores como Casillas si hiciese falta, quien es toda una institución el club blanco.

José suele dejar a sus equipos con “trastorno postraumático”, como si hubiesen ido a una guerra, pero no deja de ser curioso que tras dejar a Chelsea y Real Madrid, éstos acabasen siendo campeones de Europa.

Guardiola gana a su gente por el conocimiento, la pasión que tiene por este deporte y por su labor de desarrollo del talento, buscando siempre la mejora individual de cada jugador para conseguir el resultado final, en este caso la victoria.

Es un gestor de talentos, capaz de hacer debutar en el primer equipo a gente como Busquets o Pedro que venían de tercera división, hacer jugar a Messi por primera vez de falso ariete en el Bernabéu jugándose la liga o pasar a jugar con dos defensas en un partido de Liga, y que uno de ellos sea un mediocentro como Mascherano.

INNOVACIÓN, CREATIVIDAD

Mourinho es organización. Es un entrenador más tradicional, siempre con su guardia pretoriana, sin concesiones a la alegría y los cambios, a no ser que sean necesarios. Siempre con un sistema tipo, organizado y bien armado, con rápida salida al contragolpe y aprovechando al máximo los errores del equipo contrario.

Guardiola es inspiración. Ha bebido del juego ofensivo del Dream team de Cruyff, el sistema defensivo zonal de la Italia más rácana, y de otros sabios y revolucionarios del fútbol argentino como el Loco Bielsa, y ahí ha sabido conjugar su método de trabajo, siempre con el balón como protagonista, de hecho, cogió del maestro holandés la frase de “mientras tenga yo el balón no lo tendrá el contrario y no tendré miedo”.

bevalue5

Siempre pensando en innovar con la figura del falso ariete, probando con 3 defensas, con porteros que jugasen con los pies como un jugador de campo más, y alguna genialidad de última hora para sorpresa del contrario, pero siempre consensuándolo con su gente de confianza y los jugadores, como fue el caso de Keita, quien no quiso ocupar la posición de lateral izquierdo en la final de Roma, lo que Guardiola no tomó a mal, convirtiéndose incluso en el tiempo en una de sus jugadores, imprescindible hasta sus últimos días como entrenador blaugrana.

Guardiola en términos futbolísticos si lo lleváramos a la liga argentina estaría más en la línea Menottista, en la búsqueda constante de la perfección y de la excelencia, mediante un juego preciosista de toque constante y búsqueda de los espacios entre las defensas más pobladas.

LIDERAZGO E INFLUENCIA

Mourinho como buen estratega que es, basa su liderazgo e influencia en la manipulación de los jugadores, sabe manejarse muy bien en estos temas, pero ello crea que haya grupos de personas dentro de su equipo, que bien van a muerte con él, y otros que no comulgan para nada con sus ideas y métodos, sobre todo cuando estos van en contra de los principios éticos del club.

Ha sabido sacar mucho provecho de jugadores como Maicon o Sneijder en el Inter de Milán, quienes han jugado su mejor futbol a sus órdenes, y los cuales ya no han vuelto a ser los mismos. De hecho hay jugadores que tras la marcha de Mourinho, se han sentido solos y abandonados, no dudando en seguirle.

Su liderazgo es autoritario, una de sus condiciones cuando ficha por un equipo es la de tener máximos poderes, y su intervencionismo es total, tanto en lo que es el juego, como lo que le rodea, como buen estratega y controlador que es. No quiere que nada se haga sin su permiso.

Por su parte Guardiola se basa más en la inspiración y en la perfección, pero siempre fiel a sus ideas. Pep es un seductor de la palabra, con la que con sus conocimientos y honestidad a través de la comunicación trata de influir en su equipo.

Tiene una idea, pero no por ello deja d estar abierto a cualquier mejora a nivel individual o colectiva, deja que su gente participe más en la toma de decisiones, no es tan autoritario, pero si es firme.

Es una persona que influye mucho en el juego de su conjunto, variando constantemente posiciones, sistemas, o creando la figura de un mediocentro como Busquets, más táctico y defensivo que los otros 4 blaugrana, para dotar de mayor libertad a los jugadores más creativos y no se desgasten tanto en labores defensivas. Posiciones como la de Messi de falsa punta, la de Etoo en la banda derecha, o la de Henry en banda izquierda o la contratación de Ibrahimovic para liberar a Messi y crearle más espacios.

bevalue6

Intervencionista e influyente como ninguno, es un líder que sin embargo no se maneja tan bien cuando tiene algún problema grave con alguna estrella, sin embargo Mourinho se desenvuelve bien en estos temas, aunque el desgaste de ambos sea bastante alto, no estando más de 3-4 años en cada proyecto ante el que se ponen al frente.

Dos métodos, dos estilos, tan parecidos en el fondo, pero sin embargo muy distintos en las formas, así son estos dos líderes que esta temporada lucharán por ver quién se corona como ganador en esta lucha por ser el mejor en este nuevo pulso, tras el llevado a cabo en la Liga Española, durante dos años, y en los que Pep salió victorioso.

A todo esto, mientras escribía este artículo me enteraba de que el City de Pep vencía al United de Mou a domicilio por un 1-2.

Autor: Roberto Rico

Web

Facebook

Facebook El Divan del deportista

Twitter

Linkedin

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas que las utilizemos. Más información aquí.